Home » Colegios privados » Escuela Semilla Dorada

Se encuentra ubicada en William Morris, Hurlingham, Buenos Aires, en la calle Coronel Olascoaga 1440.  Es una escuela privada, mixta, laica, de jornada simple y/o extendida, que aplica la pedagogía Waldorf.  Se enseña el idioma Inglés en un nivel general. Brinda educación inicial y primaria.

En un estratégico punto de encuentro de distintas rutas de acceso (Camino del Buen Ayre, a 10 minutos de Panamericana y a 5 minutos del Acceso Oeste), “Semilla Dorada” permite brindar a la población urbana, la posibilidad de acceder al encuadre de la Pedagogía Waldorf, cumpliendo también con la posibilidad de que árboles, naturaleza, huerta, animales, aire libre, formen parte del quehacer diario de niños y maestros. Se cumple así con uno de los postulados básicos de Rudolf Steiner, creador de la Antroposofía, filosofía que nutre y sustenta la Pedagogía Waldorf, quien concibió un enfoque educativo en el que los niños descubran y desarrollen su verdadera necesidad de conquistar todo aquello que la vida trae a su encuentro.

Un enfoque pedagógico basado en un Ser Humano con Cuerpo, Alma y Espíritu (tal como es ampliamente desarrollado por la Antroposofía), es una respuesta para los niños de hoy, ávidos por expresar sus potencialidades, en un marco de respeto, amor y cuidado por su propia individualidad. De esta manera, ya desde el Jardín de Infantes, aprendizaje y experiencia, como ejes inseparables del quehacer educativo, despiertan en el niño un verdadero interés por descubrir el mundo.

La escuela primaria sentará, a su vez, las bases solidas que nutren al niño desde los distintos ámbitos que la integran, para que no solo lo intelectual y la suma de información sea lo que se estimule, sino la integración de Pensamiento, Sentimiento y Voluntad, como partes integrantes del niño en devenir. Hilvanar conocimientos, tejer ideas, pintar el colorido de la vida, modelar palabras y letras, vivir el mundo del número y el cálculo, encontrar un desafío en cada aparente obstáculo que las circunstancias traen, en fin, descubrirse a sí mismos en necesidades y potencialidades, se logra solo con una educación en la cual se haya podido vivenciar de manera no solo teórica, sino sobre todo, experiencial, es decir: en Cuerpo, Alma y Espíritu.

JARDIN DE INFANTES

En la primera infancia (Jardín de Infantes) los niños encuentran un espacio armónico, con colores apropiados, juguetes de madera y muñecos de lana, en un ámbito en el cual el maestro cumple el rol de continuador del rol educativo del propio hogar. La oportunidad para el juego creativo, el desarrollo de la fantasía (como en los tradicionales cuentos de hadas), los disfraces, y el desarrollo de actividades prácticas (“aprender haciendo”) son parte de su cotidianeidad. Modelar con cera, trabajar con la belleza de las acuarelas, amasar el pan, cocinar su propio alimento, trabajar en la huerta, son ejemplos de lo que el niño descubre en el encuentro con el mundo que lo rodea.

PRIMARIA

En la escuela primaria, la currícula de la Pedagogía Waldorf, contempla no solo la adquisición de los conocimientos para los que el niño se encuentra preparado en cada momento de su desarrollo, sino la integración de estos contenidos en un leguaje que, traducido por el maestro, le permita incorporarlos con naturalidad a su vida. Le son presentados así, a través del sano desarrollo de la imaginación, los cuentos tradicionales, las fábulas y leyendas, los que, formando parte de verdades universales, allanan el camino de un aprendizaje que el niño atesorará para toda su vida. El mundo de los números, las formas geométricas, las matemáticas, la aritmética, así como las letras que conforman la lengua,van llegando “artísticamente” al aula, siempre impregnadas por el calor que el interés del maestro sostiene en el devenir educativo del niño.

El arte y las materias especiales, las materias manuales, los idiomas, el aprendizaje musical, la pintura y el modelado, así como las actividades prácticas, físicas y la huerta, no son compartimientos estancos, sino que están integrados al aprendizaje de la época desarrollada durante la clase principal, la cual diariamente se inicia con la denominada “rítmica”: ejercicios corporales apropiados de coordinación, equilibrio y ritmo, en un marco de intercambio social con los propios compañeros. El maestro acompaña todo el devenir de los niños durante la escuela primaria. Esto le permite conocer profundamente a cada niño en sus necesidades anímicas.

Para mayor información:

TEL: 4665-2551 (de 9 a 12 hs.). E-mail: secretaria@semilladorada.com.ar

Website: http://www.semilladorada.com.ar/

SHARE WITH FRIENDS:  
        
          

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *